¿Tienen razón las abuelas cuando dicen “quédese quieto mijo” cuando se nos acerca una abeja?

I. Qué andan diciendo

Que la mejor forma de evitar las picaduras de abeja es permanecer quieto mientras el animalito revolotea alrededor

II.Dónde

Las que más lo dicen son las abuelas, especialmente aquellas que nacieron o han vivido largas temporadas en el campo.

III.  Qué se sabe a lo bien

Los expertos en estos insectos siempre recomiendan no hacer movimientos bruscos cuando estos vuela cerca. Siempre que estos animales detecten alguna riesgo, intentarán atacar al primero que se les atraviese. Resulta muy  útil entonces conocer a qué son sensibles las abejas. 

El que quiera evitar las picaduras debe saber primero que el comportamiento de todos los insectos varía dependiendo de sus necesidades y sus ecosistemas. Es importante tener en cuenta por ejemplo  que las avispas y las abejas no se comportan igual.  Aunque ambas zumban y tienen aguijón, las abejas se alimentan solamente de polen y néctar, mientras  que las avispas además de picar entre flores y frutas, también cazan pequeños insectos y en ocasiones se alimentan de carroña.

Además, el aguijón de las avispas no solo sirve como mecanismo de defensa, también es el  dispositivo reproductor a través del cual depositan sus huevos. Las abejas en cambio solo utilizan el aguijón cuando se sienten amenazadas y una vez lo inyectan en alguna presa cumplen su ciclo vital porque al emprender de nuevo el vuelo, se les desprende el aguijón y el abdomen.

Las abejas en general son animales pacíficos que solo atacan cuando perciben algún peligro para ellas a para su colmena, estos insectos poseen un mecanismo de feromonas para advertir a otras abejas sobre las posibles amenazas. Por esto resulta conveniente no alborotar estos animales, una provocación equivocada cerca de un panal puede traer graves consecuencias.

IV. Entonces, ¿al fin qué?

Es cierto. Las abejas son animales con los que se puede convivir sin mayores altercados. En ese sentido, quedarse quieto y mantener la calma  cuando una abeja está cerca es una buena decisión para evitar las picaduras. Matar una abeja, o espantarla, por el contrario puede resultar contraproducente. En todo caso, se recomienda estar ‘abeja’. 

¿Las sillas calientes de los buses producen hemorroides?

I. Qué andan diciendo

Que sentarse en una silla caliente de un bus puede producir granos, enfermedades y en el peor de los casos hemorroides.

II. Dónde

En las ciudades, en los buses, y en la calle.

III. Qué se sabe a lo bien

Los expertos aseguran que aproximadamente la mitad de la población mundial sufre de hemorroides. Sin embargo, aún no hay resultados de laboratorio que prueben que el contacto de las nalgas con temperaturas frías o calientes sea una de las causas.

En este informe donde se explica que los hemorroides “son la inflamación e irritación de las almohadillas de tejido que recubre y protege el conducto anal”, también se descarta que la temperatura de los asientos sea una posible causa.

En un esfuerzo por rastrear el origen del mito de la silla caliente la Revista Aló publicó este artículo en el que un médico experto en la materia explicó que: “Las hemorroides se dan por presión intrabdominal y los granos en las nalgas por irritaciones en la piel debido a diferentes causas, como el roce con la ropa o pequeñas bajas de defensas en la sangre”.

Es por esto que los consejos más frecuentes para prevenir estas enfermedades suelen estar relacionados con los hábitos de limpieza, y una alimentación apropiada sin picantes y con mucha fibra.

IV. Entonces, ¿al fin qué?

Mentira, si lo que se quiere es evitar las hemorroides y los granos hay que estar más pendiente de la higiene anal que de la temperatura de la silla.

¿Pasa algo si uno se mete a la piscina después de comer?

  1. Qué andan diciendo

Que no es recomendable meterse a la piscina después de comer.

II.Dónde

En cualquier paseo familiar. Usualmente quienes más lo advierten son las mamás, las tías y las abuelas.

III.Qué se sabe a lo bien

No cabe duda de que el cuerpo humano necesita un tiempo de digestión antes de cualquier actividad física; treinta o cuarenta y cinco minutos si se consumen solo carbohidratos, y una o tres horas si se trata de grasas y proteínas.

Quienes no recomiendan la piscina después de comer por lo general además de temerle a una mala digestión, le temen a un calambre, un derrame cerebral, o inclusive un infarto. Sin embargo, la ciencia no ha comprobado aún que la comida sea un factor determinante en estos casos.

Está claro que justo después de comer, no es recomendable nadar, ni sumergir la cabeza durante mucho tiempo debajo del agua, de esta manera el cuerpo no podrá hacer bien la digestión y es posible que se produzcan náuseas o vómito. Pero esto no quiere decir que meterse a la piscina lleno pueda producir la muerte.

En esta columna de la BBC luego de hacer algunas recomendaciones para no tener problemas digestivos dentro del agua, se traen a colación algunas estadísticas en las que se prueban que si bien al año mueren muchos niños ahogados en todo el mundo, “comer no figura como un factor que contribuye”.

De igual forma, en este artículo que publicó El Heraldo en el 2015, el nutricionista Ernesto Caballero aseguró que el agua no detiene, ni afecta la digestión y en ese sentido si alguien quiere ingresar a la piscina después de comer puede hacerlo sin ningún problema. Otros expertos aconsejaron también evitar los cambios bruscos de temperatura, y el ejercicio después de comer

Entonces, ¿al fin qué?

Carreta. Si se evita la actividad física dentro del agua no hay ningún inconveniente en que alguien haga su digestión al interior de una piscina.

 

¿Pablo Escobar le compró la Copa Libertadores de 1989 a Nacional?

I. Qué andan diciendo

Pablo Escobar compró la Copa Libertadores de 1989 para Nacional.

Por ejemplo…

II. Dónde

A esta altura ya es un lugar común en círculos futboleros, reales y virtuales.

III. Qué se sabe a lo bien

No hay duda de la cercanía de Pablo Escobar con el fútbol. Gran parte de su estrategia política antes de ingresar a la clandestinidad se basó en la construcción de canchas de fútbol y en la instalación de iluminación nocturna a otras ya existentes. Tiempo después, cuando estuvo recluido en “La Catedral” futbolistas como René Higuita y Leonel Álvarez lo visitaron y, según relata su hijo Juan Pablo en “Mi padre”, era frecuente que ellos y otros jugadores del equipo verde disputaran partidos en la cancha del penal.

Visitantes ilustres en La Catedral. Foto: “The Memory of Pablo Escobar”, James Mollison, Chris Boot, Londres, 2007.

Su lugarteniente John Jairo Velásquez, “Popeye” ha relatado también anécdotas que muestran a Escobar escuchando transmisiones radiales a través de un radio transistor incluso en momentos críticos de la persecución de la que fue objeto por parte de la Fuerza Pública.

Es cierto que uno de los principales accionistas del equipo verde desde los años sesenta hasta la década del 80, Hernán Botero, fue el primer extraditado de Colombia hacia Estados Unidos. Aunque este siempre alegó su inocencia, al punto que al regresar al país tras purgar una condena de 17 años demandó a la nación. Sus cargos fueron por lavado de activos, no por narcotráfico.

Benefactor.

Después de Botero el club pasó a manos de Hernán Mesa y, posteriormente, del señalado narcotraficante  Octavio Piedrahíta, como lo documenta el libro “Los jinetes de la cocaína” del periodista Fabio Castillo. Esto último fue desmentido en su momento por el entonces presidente de la institución y luego alcalde de Medellín, Sergio Naranjo.

De esa época también se menciona como accionista a Víctor Taborda quien, según este informe, fue señalado años después, en 2001, como miembro de la “nueva generación de la mafia” por parte de la Policía. Taborda fue, según varias fuentes, quien hizo el negocio de la venta del Nacional a la Organización Ardila Lülle.

En ningún momento, y esto está claro, apareció Escobar Gaviria entre los accionistas del cuadro verde, como sí ocurrió con Gonzalo Rodríguez Gacha en Millonarios y Miguel Rodríguez Orejuela en el América, entre muchos otros narcotraficantes que fueron dueños de equipos de fútbol.

En su biografía de 1989, Francisco Maturana, entonces técnico de Atlético Nacional fue categórico: “Pablo Escobar no apuesta en el fútbol, ni le ha metido plata al Nacional. Es hincha furibundo, pero del Medellín”.

Ahora bien, el desempeño del árbitro chileno Hernán Silva en el partido de vuelta de la serie de cuartos de final entre este equipo y Millonarios fue objeto de todo tipo de cuestionamientos al omitir este el sancionar por lo menos dos jugadas que le habrían dado al equipo bogotano igual número de cobros desde el punto penal. Una de ellas incluyó un ademán inicial de Silva por decretar la falta para posteriormente escupir el silbato y variar su intención al recogerlo.

Un año después, un informe del árbitro uruguayo Juan Daniel Cardelino quien dirigió el partido por la Supercopa entre Nacional y Vasco da Gama dio cuenta de amenazas a la terna arbitral. La Conmebol decidió repetir el partido y sancionar a Colombia con dos años sin poder celebrar partidos internacionales en su suelo. De las denuncias de Cardelino nunca se conocieron las pruebas.

IV. Entonces, ¿al fin qué?

No hay evidencia concreta de que Escobar haya sido dueño del Atlético Nacional a finales de los 80, en particular en 1989 que es cuando el equipo obtiene su primera Copa Libertadores de América.

Tampoco hay testimonio alguno que apunte a Escobar intentado influir indebidamente en el desarrollo de ese torneo o en la actuación de los árbitros.

Lo anterior no excluye que, dada su probada cercanía con jugadores del equipo, hubiese podido ofrecer incentivos, pero de esto último tampoco hay prueba alguna. Indicios tampoco existen de que quienes figuraban en los libros como propietarios del club fuesen sus testaferros.

¿Iggy Pop vivió en la Candelaria?

I. Qué andan diciendo

Iggy Pop tuvo una novia colombiana y vivió en La Candelaria.

II. Dónde

En la escena rockera colombiana.

III. Qué se sabe a lo bien

Durante muchos años fue un mito urbano. Pero esta versión, a diferencia de tantas otras que permanecen por siempre en tal condición hizo el tránsito a la categoría de dato confirmado gracias a una entrevista publicada en 2015 por la Revista Donjuan.

En ella, el artista afirma:

“Sí, tuve una novia colombiana. Muy buena persona. Disfruté como un loco conociendo Colombia. La pasé muy bien en Bogotá”. Después hace una alusión a la carrera séptima de la cual recuerda sus artistas callejeros y al viejo aeropuerto El Dorado que describe como “exótico e interesante”.

“Me gustaba ir a comer arepas en la plaza y pasear por el Parque Nacional. Subir en el teleférico a Monserrate y luego pasear por el “distrito de las esmeraldas”, concluye.

Meses después, el sitio web Noisey aportó nuevos datos, entre ellos la identidad de la protagonista.
IV. Entonces, ¿al fin qué?

Verdad. Iggy Pop sí tiene ‘hermanos de leche’ en Colombia.

 

¿Es verdad que Monserrate es un volcán?

I. Qué andan diciendo

Que el cerro de Monserrate es un volcán dormido que un día despertará sacudiendo a Bogotá.

II. Dónde

Desde hace varias décadas, en la calle, en las redes, la versión ya hace parte del patrimonio inmaterial de Bogotá.

En las transmisiones del fútbol visitante de RCN en la década de los 90 una misteriosa cuña rezaba: “Muy pronto, Monserrate caerá sobre Bogotá”, dicha proclama hizo un valioso aporte en la consolidación del mito.

En este blog, por ejemplo, comentan:

“De acuerdo a las investigaciones que se han hecho, se ha llegado a la conclusión de que se trata de un volcán dormido, así pues, también se han dado cuenta de que la fe de los creyentes en el señor caído de monserrate apacigua el cruel demonio de lava, esto, debido a la fuerza de las personas que suben domingo a domingo, con sus pasos, empujan a la lava hacia el suelo, evitando una erupción, los arquitectos no se habían dado cuenta de ello, pero las escaleras van exactamente por encima de una grieta lateral, esta grieta, al soportar el peso y los golpes de los miles de pasos que recibe, hace que el magma se mantenga alejado de su cráter y evita entrar en erupción”.

III. Qué se sabe a lo bien

Según el ingeniero de Ingeominas (actual Servicio Geológico Colombiano), Gabriel Ruge, citado en este artículo de UN Periódico, “Colombia sólo tiene una cordillera volcánica: la Central. Por tanto, queda totalmente descartado que este cerro bogotano sea un volcán”.

Se puede añadir que en la composición geológica de los cerros orientales aparecen rocas arenosas, así como capas de limos y lodos. En ninguna de las capas se han hallado rocas eruptivas propias de algún tipo de actividad volcánica.

En este documento, en el punto 3.2, se hace una exposición rigurosa de dicha composición.
IV. Entonces, ¿al fin qué?

Mentira. Carreta. Monserrate no es un volcán dormido.