¿Las sillas calientes de los buses producen hemorroides?

I. Qué andan diciendo

Que sentarse en una silla caliente de un bus puede producir granos, enfermedades y en el peor de los casos hemorroides.

II. Dónde

En las ciudades, en los buses, y en la calle.

III. Qué se sabe a lo bien

Los expertos aseguran que aproximadamente la mitad de la población mundial sufre de hemorroides. Sin embargo, aún no hay resultados de laboratorio que prueben que el contacto de las nalgas con temperaturas frías o calientes sea una de las causas.

En este informe donde se explica que los hemorroides “son la inflamación e irritación de las almohadillas de tejido que recubre y protege el conducto anal”, también se descarta que la temperatura de los asientos sea una posible causa.

En un esfuerzo por rastrear el origen del mito de la silla caliente la Revista Aló publicó este artículo en el que un médico experto en la materia explicó que: “Las hemorroides se dan por presión intrabdominal y los granos en las nalgas por irritaciones en la piel debido a diferentes causas, como el roce con la ropa o pequeñas bajas de defensas en la sangre”.

Es por esto que los consejos más frecuentes para prevenir estas enfermedades suelen estar relacionados con los hábitos de limpieza, y una alimentación apropiada sin picantes y con mucha fibra.

IV. Entonces, ¿al fin qué?

Mentira, si lo que se quiere es evitar las hemorroides y los granos hay que estar más pendiente de la higiene anal que de la temperatura de la silla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *